×

Clima

Cada uno debe levantarse por la mañana con su propio clima. No importan las circunstancias
que nos rodean. Cuando estamos seguros de lo que somos y de lo que queremos, las
situaciones externas, no deben hacernos cambiar el rumbo, ni preocuparnos y menos
condicionarnos.

A veces algo tan simple como la lluvia o la época del año nos hace cambiar, otras veces algo
tan complejo como la economía mundial o la actualidad política nos preocupa demasiado.
Esto no está mal, ser sensibles a lo que le pasa al mundo nos enaltece como personas. Pero
dejar que ese clima lejano y muchas veces imposible de cambiar, nos afecte o inmovilice a tal
punto de no ser nosotros mismos, no nos llevara a nada, solo a la frustración.

La fuerza que nos impulsa a ser como decidimos ser reside en los valores y principios de
conducta humana que nos guían interiormente. Somos lo que decidimos ser y así
interactuamos con nuestro entorno. Ser nosotros mismos nos llevara a cambiar nuestro
mundo cercano y a aportar salud a nuestras relaciones. También contribuirá a transformar
despacio pero verdaderamente aquel mundo más lejano.

Hay tres valores fundamentales que hay que tener en cuenta cuando analizamos nuestra vida:

El valor de la experiencia, lo que nos sucedió o nos sucede
El valor de la creación, lo que aportamos nosotros a la vida
El valor de la actitud, nuestra respuesta a lo que experimentamos y aportamos a la vida.

Cuando leemos una noticia, un libro o cuando miramos una película donde hay alguien que
supera una adversidad física o de vida con integridad, ennobleciendo su vida con decisiones
basadas en valores; nos emocionamos, lloramos, nos inspira.

Nuestras respuestas a las circunstancias difíciles nos hacen cambiar muchas veces la forma de
ver y valorar la vida.

Nuestra naturaleza es responder a lo que nos pasa siendo nosotros mismos, siendo eso que
elegimos ser. Con integridad tomar nuevos caminos que eleven nuestra vida.

Somos lo que somos por las elecciones de ayer, pero somos libres de elegir otra cosa a partir
de hoy. Cambiar para mejorar en una decisión solo nuestra.

 

 

Fotografía: Freepik

There are 3 comments

  1. Walter , positiva tu reflexión. Me gusta, la verdad es que cada día debemos enfrentarnos con la realidad chocante de este mundo conflictuado.. Lo importante es que esa mediocridad que nos rodea no nos condicione y trastoque nuestro “clima” interior. Que la creatividad y los parámetros que Dios nos ha marcado nos permitan vivir en un “contra-clima” superador siendo útiles a los demás y a nosotros mismos.

  2. Tenemos en nuestras manos el poder para cambiar el mundo aportando nuestro humilde granito de arena, no nos dejemos caer en el ostracismo.

    Como bien dices Walter, somos lo que decidimos ser.

  3. Buena reflexión, que al leerla y analizarla me anima a no correr, detenerme y ver lo importante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *